+34 952 445 182 | +34 658 918 913

Gastos al vender tu vivienda

Por en Artículos con 0 Comments

FavoriteLoading

Todos sabemos que vender un piso también trae gastos. No está de más saber cuáles son y contar con todos ellos, para poder planificar la venta correctamente.

➡️ Plusvalía municipal: se trata del Impuesto sobre el valor del terreno, que habrá aumentado desde que tú lo compraste. Este dato lo puedes consultar en la tesorería municipal de tu localidad, por lo que puedes ir tú mismo y preguntarlo. En caso de vender tu vivienda por un valor menor al que compraste, deberás pagar la plusvalía y luego solicitar la devolución.

Es un cálculo que se realiza con el valor catastral del suelo y el número de años que han pasado desde que lo compraste, y se le aplica un coeficiente de incremento y un tipo impositivo que cada municipio regula en su ordenanza fiscal.

➡️ Cancelación de hipoteca, si la tuviera. El banco aplica una comisión de cancelación, y esta comisión la podrás ver en el contrato que firmaste con la hipoteca. Además, en el Registro de la Propiedad hay que pagar también. Más información aquí.

➡️ Ponte al día en gastos de comunidad, IBI, Basura, suministros… el día de la firma deberás presentar justificantes de estar al día en estos gastos. El IBI y la basura es un gasto que corresponde al dueño de la vivienda a 1 de enero de ese año, por lo que te corresponde aunque al firmar la venta no se haya realizado el pago del mismo.

➡️ Certificado energético. Es obligatorio tenerlo si alquilas o vendes tu vivienda. Puedes ver más información sobre este documento aquí.

➡️ A los no residentes en España el comprador les retiene el 3% del precio de venta y deberá liquidarlo en la AEAT mediante el modelo 211. De no haber obtenido ganancia, se puede reclamar la devolución de ese 3% con el modelo 210.

➡️ La comisión de la Agencia Inmobiliaria que hayamos pactado.

➡️ En la próxima declaración de la renta, recuerda reflejar la venta. El tipo de gravamen a pagar depende del año de venta y lo puedes consultar en la página de la AEAT. Si has vendido en 2016, se aplica el 19% a la ganancia obtenida.

La ganancia es la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de venta (recuerda que en estos valores entran  los gastos y tributos inherentes a la adquisición y transmisión, excluidos los intereses, que se hubiesen satisfecho por el ahora transmitente)

Así que saca la calculadora y echa cuentas 😉